Inicio >> Cultura Es Desarrollo

Cultura es Desarrollo

Qué Cultura Panamá propone una idea simple: la cultura es un elemento catalizador de procesos de desarrollo social, económico y humano.

Desde:

  • Nuestros teatros, museos, festivales, ferias, fiestas, centros educativos.
  • Nuestras tradiciones, nuestra historia, nuestros monumentos históricos.
  • Nuestra naturaleza, nuestros diferentes grupos étnicos y multiplicidad de lenguas.
  • Nuestra forma de ser, hablar, pensar, conocer.

La cultura puede ser:

  • Un aliado estratégico en proyectos de inversión pública y cuidado de nuestro medio ambiente.
  • Añadir valor a proyectos y actividades del sector civil.
  • Impulsar la creatividad e innovación en la empresa privada.
  • Apoyar proyectos de diplomacia cultural y desarrollo social de organismos internacionales

Para poder lograr:

  • Una vida larga y saludable.
  • Enriquecer nuestro capital humano.
  • Niños y adolescentes equipados con habilidades para la vida, disciplina positiva, creatividad y espíritu innovador.
  • Espacios públicos llenos de creatividad, cordialidad y respeto
  • La generación de conocimientos.
  • Vivir en armonía con nuestra naturaleza, nuestros vecinos.
  • Intercambio cultural, social y económico enriquecedor con diferentes grupos sociales, étnicos.

¿Por qué cultura es desarrollo?

Según las últimas cifras, 2.35% de los ingresos de las empresas y locales del país provinieron de las industrias culturales y creativas (INEC, 2009).  Con más de 9,500 empleados, este sector genera más de B/.110m en remuneraciones.  Adicionalmente, el sector cultural es una fuente vital de creatividad e innovación para procesos económicos de alto valor agregado.  Las actividades del sector cultural pueden apoyar la formación y fortalecimiento del capital humano de nuestro país.  La cultura es un recurso que agrega valor a las intervenciones de desarrollo social y económico y aumenta su impacto.  Y nos brinda un marco sostenible para la integración social, enfocando nuestros proyectos artísticos y educativos en grupos de alto riesgo y en promover la democracia cultural.